Fonsu Les Regueres presente en el I Congresu Internacional de Gaites nel Mundo que se celebra en Nava

Su extraordinario colección de gaitas se exhibió con gran éxito, incluso Hevia tocó con una

Publicado el 19/07/2017 El tapin Fonsu Les Regueres presente en el I Congresu Internacional de Gaites nel Mundo que se celebra en Nava

Del 18 al 20 de julio Nava acoge el I Congreso Internacional de Gaitas con el objetivo de abrir la gaita a otras disciplinas y analizar su pasado, presente y futuro.

En el programa se incluyen conferencias y mesas redondas en las que participaron entre otros Angel Medina, profesor de Musicología en la Universidad de Oviedo y el gaitero Flavio Benito, unos de los organizadores del congreso. Estaba invitado también el gaitero Fonsu Les Regueres quien por motivos de agenda no pudo impartir su charla, pero si tuvo protagonismo en la primera jornada en la que actuó, además de poner a disposición del público su extraordinaria colección de gaitas antiguas.

La colección está compuesta por 20 piezas entre las que se incluyen, no podía ser de otra manera, las de los regueranos Manuel y Antón de Cogollo, también las del coetaneo del último José la Piedra, de Los Maquilos de Cangas de Narcea o del padre del  mismísimo Remis. Ya se expuso en el Ayuntamiento de Piloña y en la feria de la Ascensión de Oviedo y es que a su propietario Fonsu no le interesa tenerlas guardadas, quiere moverlas de sitio y enseñarlas al mundo, darlas a conocer. Afortunadamente muchos jóvenes se están interesando por la gaita antigua y el de Les Regueres cree que hay futuro por delante.

Estas gaitas pese a sus muchos años de historia, en definitiva a su antigüedad, puede que no estén al 100 % para tocar en un grupo, pero si para el baile o para acompañar en la tonada. De hecho hace tan solo unos días hubo ocasión de comprobarlo en Santullano mientras cantaba Josefina Arguelles. En el congreso sonaron de mano del propio Fonsu, que además no pierde ocasión para reivindicar la figura de los fabricantes de Cogollo como referentes de la gaita actual, y del gran José Angel Hevia, algo que emocionó y gustó especialmente a su dueño.

La experiencia está siendo según el gaitero reguerano, "guapísima, prestome en grande".