[X]

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle los mejores servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.


Jesús Avelino de la Pienda presenta su libro "Estructuras militares de la Guerra Civil en el concejo de Las Regueras"

"Quise recoger todo lo que queda en el municipio de la guerra civil porque de lo ocurrido aquí, en el concejo, dependió la suerte de toda el Norte de España"

Publicado el 19/03/2016 El tapin Jesús Avelino de la Pienda presenta su libro "Estructuras militares de la Guerra Civil en el concejo de Las Regueras"

La casa de cultura de Santullano acogió, el 18 de marzo, la presentación del libro "Estructuras Militares de la guerra civil en el concejo de Las Regueras" del profesor Jesús Avelino González García, que lo firmó con el seudónimo Jesús Avelino de La Pienda, haciendo alusión a la casa de sus orígenes en la parroquia de Transmonte en Las Regueras, y al nombre por el que todos los vecinos le conocen.

Este Catedrático de Filosofía de la Educación y licenciado en Teología entre otros, hizo hincapié en que su libro es tan solo el punto de partida para un amplio estudio de la arquitectura militar del concejo, "todavía queda mucho estudio para los arqueólogos de la guerra civil".

Cuando en 1991  compró una finca en los montes de la Verruga (Escamplero), se encontró muchos vestigios de la guerra civil, decidió entonces "registrar todo lo que encontraba" y le pareció interesante hacerlo extensivo a todo el municipio evitando así que se pierdan.

Recordó la importancia que tuvo lo ocurrido en Las Regueras durante la guerra civil, comunicando Oviedo con Grado en el pasillo que los nacionales abrieron por Soto, Santullano, Andayón, Valsera y Escamplero. A ambos lados del pasillo estaba el frente republicano evitando que los nacionales se hicieran con Oviedo. Si esta ciudad caía los republicanos perdían todo el Norte, el efecto era el contrario para los nacionales. De Las Regueras dependía todo el Norte, por eso la importancia de recoger todo lo de aquí y evitar que desaparezca.

Contabilizó 56 nidos de ametralladoras, de distintos modelos para adaptarse al terreno,  unos muy bien construidos, otros de forma más brusca. Los fotografió y les tomó medidas. En lo que a trincheras se refiere señaló que ya se han perdido muchas, sobre todos las que están en fincas particulares, un poco mejor conservadas las que están situadas en el monte comunal.

Señaló por último, que su libro es un trabajo científico 100%, no se puede buscar en él indicio alguno de ideologías.