[X]

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle los mejores servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.


Los escolares y la asociación de Mujeres "El Orbayu" ponen el toque carnavalero en la capital del municipio reguerano.

Publicado el 11/02/2016 El tapin Los escolares y la asociación de Mujeres "El Orbayu" ponen el toque carnavalero en la capital del municipio reguerano.

Se respiraba ambiente de carnaval por Santullano, así que el viernes 5 de febrero, los alumnos del Colegio Príncipe de Asturias de Las Regueras, sus profesores y sus familiares decidieron salir de "charanga" y con sus originales disfraces evocadores del mundo marino, ya sean trajes de baño "vintage", medusas, langostas, buzos o piratas, no sé si del Mar Caribe o del Cantábrico que queda más cerca, inauguraron el antroxu en un desfile desde el propio colegio hasta la plaza del Ayuntamiento.

El propio martes de Carnaval, festivo en el municipio, la Asociación de Mujeres "El Orbayu" tomó el mando de la folixa, en un intento a su vez de recuperar la ya desaparecida tradición en la que los niños se disfrazaban y recorrían las  casas del pueblo a cambio de alguna llambionada.

El temporal de fuerte viento que azotó ese día todo el Principado y como no, a Santullano, no puso las cosas fáciles y dio al traste con el plan inicial de ir casa por casa,  pero a las Mujeres del Orbayu no hay quien las pare y pusieron en marcha el plan B: alargar la rica merienda que ya tenían prevista en la Casa de Cultura. Allí un buen número de niños y mayores dieron cuenta de los frixuelos, bollinas y del chocolate que elaboraban "in situ" algunas de las mujeres de la asociación. Maruja, Pili, Carmina, Amelia y Manolita a los fogones, y Feli (la presidenta), muy metida en su disfraz de camarero, atendía a los comensales

Rock eras, payasos,  princesas, bailarinas de ballet ... pasaron un buen rato en un intento por  recuperar a los mazcaritos de antaño, aquellos que nunca se imaginaron los disfraces comprados o alquilados, pues al fin y al cabo se cogía lo que había por casa, sobre todo las mujeres ropa de hombres y al revés. Y, aunque se mezcle un poco la tradición del Antroxu de los pueblos asturianos con el Carnaval que celebran otras culturas, lo cierto es que las Mujeres de la Asociación El Orbayu pusieron de su parte y los mazcaritos volvieron a Santullano.