[X]

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle los mejores servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.


El Ayuntamiento reguerano solicita la declaración de BIC de la villa romana de San Martin

Las excavaciones que se podrán visitar este fin de semana volverán a ser tapadas el martes a la espera de conseguir fondos y continuar los trabajos

Publicado el 05/12/2019 El tapin El Ayuntamiento reguerano solicita la declaración de  BIC de la villa romana de San Martin

La alcaldesa reguerana Mª Isabel Méndez presentó ante la Consejería de Cultura solicitud de inicio de expediente  para que sean declarados Bien de Interés Cultural los hallazgos arqueológicos de La Estaca. Lo hace después de que el pasado lunes recibiera la petición de la Asociación de Amigos de la Villa de San Martín para que el ayuntamiento tomara la iniciativa. Méndez se comprometió a hacer las consultas pertinentes a la Consejería y recabar la información oportuna  “considerando la importancia que dicho hallazgo pueda suponer para el municipio creí positivo que fuera la propia consejería quien lo valore y de la calificación que se merece, y nos ha llevado a tomar la decisión que ahora anunciamos”.

El pasado romano de Las Regueras ha dejado en el concejo importantes vestigios como es el caso de las termas de Valduno, en trámite para ser BIC, y el primer mosaico de La Estaca que se encontró a finales de los años 50 actualmente expuesto en el Arqueológico.

Del potencial de esta zona no cabía duda y por eso el propio consistorio aportó 2000 euros para los trabajos encargados al equipo del arqueólogo Juan R. Muñiz.  Este rápidamente dio con un segundo mosaico y un año mas tarde gracias a una subvención de la Consejería, a la  cantidad considerable que la Asociación Amigos de la Villa Romana de San Martín consiguió a través de un crowdfunding, incluso con dinero puesto por los propios investigadores se pudo demostrar que en La Estaca hubo una casa de unos  600 m2,, un verdadero palacio de dos plantas al menos, posiblemente propiedad de un acaudalado romano que se dedicaba a actividades agropecuarias y para el que trabajaban un buen número de personas instaladas en el entorno.

El mosaico, que estos días se puede visitar a través de cita concertada, pertenece a una sala de invierno explica Muñiz, tiene unas dimensiones de 11 x 3,6 metros,  a su derecha estaba provisto de  un sistema de calefacción y a su izquierda un muro que se ha “tragado” unos centímetros del propio mosaico “la pared se iba pintando atendiendo a modas, pero no era posible una mano de pintura sobre otra, era necesario cargar de nuevo el muro y por eso avanzó sobre el mosaico”.

La falta de dinero para continuar las excavaciones supone que el próximo día 10 de diciembre lo descubierto vuelva a cubrirse cumpliendo un exigente protocolo para asegurar su conservación.

En la finca colindante la historia de los romanos enlaza con la Edad Media, allí están los vestigios del templo de San Martín que da nombre a la zona, con su necrópolis y sus tumbas, la antigua iglesia que hoy está en Biedes.