[X]

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle los mejores servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.


El coladero de las canteras en Llanera

Publicado el 19/10/2018 El tapin El coladero de las canteras en Llanera

Hoy se ha confirmado la falta del rigor del Gobierno Asturiano con las canteras asturianas, al autorizar de nuevo la continuidad de la explotación de la cantera de la Ferrería que esta entre Llanera y las Regueras en la proximidad de la localidad de Premio tal como recoge hoy el Bopa. 

En una muestra del autentico coladero que supone de la norma para las explotaciones mineras, en  vista  de que se premia a dicha explotación que desde julio del 2013 dicha cantera carece de autorización para seguir laborando, por una sentencia judicial firme, por lo que no tiene recurso minero autorizado desde esa fecha, a pesar de ello siguió la explotación tal como pudimos comprobar y denunciar. 

La explotación presenta importantes deficiencias, ya en 2008 se exigía el inicio de los trámites oportunos, para que se proceda a la ejecución del Plan de Restauración o, en su caso, para la incautación de las fianzas existentes para garantizar el correcto cumplimiento de dicho Plan, pero ni la empresa ni el Principado tomaron medidas para evitar las deficiencias ambientales de la cantera a pesar de los 10 años trascurridos y de nuestras denuncias.

Es una explotación sobre una  superficie total es de 8,3165 ha, el arranque se produciría mediante voladuras, con una producción prevista de unas 300 t/día (unas 6.000t/mes) estimándose las reservas seguras en 1.421.223 toneladas.

Esta actividad tiene una clara afección sobre la calidad del aire del entorno y más teniendo en cuenta que no tiene medida alguna preventiva, hay numeroso polvo y ruido por el uso de voladuras con el consiguiente impacto.

 

Esta actividad tiene una clara afección sobre las aguas del entorno y más teniendo en cuenta que no tiene medida alguna preventiva, hay numerosos vertidos al cauce contiguo del río Andallón.

 

Esta actividad tiene una clara afección sobre el entorno y más teniendo en cuenta que no tiene medida alguna preventiva, tanto para los vecinos como para la fauna.

Es indispensable prever intervenciones de atenuación y compensación de los  efectos negativos, pues no queda claro qué va a pasar cuando acabe la vida de la explotación ni qué se va a hacer en vista de que en todos estos años no se ha hecho nada, por eso resulta sorprendente que le permita seguir funcionando.