[X]

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle los mejores servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.


La ruta a Torrestio despierta el interés de muchas familias por indagar en sus raíces

La V edición que atravesó Quirós para llegar al puerto contó con 140 participantes que lucharon contra las inclemencias meteorológicas

Publicado el 02/06/2018 El tapin La ruta a Torrestio despierta el interés de muchas familias por indagar en sus raíces

Fue ésta la V ruta de subida a Torrestío, hubo otras 2 de descenso, impulsada por  los Ayuntamientos de Las Regueras y San Emiliano (León) junto con la Asociación RUVAT y la colaboración de otros 8 municipios como es el caso de Llanera.

El mal tiempo quiso poner a prueba a participantes y a organizadores, pero dicen que lo que bien empieza bien acaba y aunque la lluvia fue un duradero y fastidioso chaparrón, incluso el granizo sorprendió a los jinetes y a los viandantes en los ya de por si difíciles tramos del Puerto Ventana, todo finalizó conforme a lo previsto en mitad del pueblo de Torrestío con una opípara comida tradicional de la zona animada por música y folklore. En ella estuvieron presentes los alcaldes de los municipios organizadores, varios ediles de Llanera, Quirós y Las Regueras así como el cronista oficial de Teverga.   

La primera etapa había trascurrido días antes de Gozón a Biedes, localidad donde se retomó el último viernes de mayo la marcha para hacer frente a la parte mas larga y dura del camino. Previamente un pequeño grupo partió de Posada de Llanera.  En esta ocasión se eligió subir al puerto por Quirós, tramo que ofrece dificultades y que según concluyen los organizadores incidió en que esta quinta ruta tuviera menos asistencia, 140 personas hicieron el trayecto a pie o a lomos de su caballos.

El evento, un clásico ya, tiene su importancia porque se dan en él varios factores de especial interés, a saber: recordar y rendir homenaje a los vaqueros de alzada, retomar los viales que ellos utilizaban antiguamente junto con sus animales y enseres para llegar "de les marines al puertu", poner en valor la belleza de los paisajes naturales y el interés de los elementos culturales que se van encontrando por los lugares de paso, conseguir que en esta aventura se hayan involucrado nada menos que 10 ayuntamientos, los de San Emiliano, Las Regueras, Gozón, Corvera, Llanera, Oviedo, Santo Adriano, Proaza, Tevera y Quirós, y que se haya despertado en muchas gentes el interés por el pasado familiar, por indagar en sus raíces,  en la forma de vida de sus ascendentes.

Tres hermanos que hoy viven en distintos puntos de Asturias, cuyos abuelos procedían de Santa Rosa (Llanera), habían escuchado contar con frecuencia como sus bisabuelos de Casa Anton de Manuela habían hecho la trashumancia. Al tener conocimiento de la existencia de este evento se despertó el interés por descubrir sus orígenes, la nostalgia pudo con ellos, ya han hecho la ruta en varias ocasiones y están inmersos en la tarea de encontrar el solar donde estuvo situada la casa familiar en Torrestío, para ello cuentan con la ayuda de Mª Teresa Rodríguez, presidenta de RUVAT, quien considera probable su desaparición con la guerra civil.

Caso similar es el del conocido gaitero Fonsu Les Regueres,  hizo la ruta por primera vez con mucha emoción en busca  de las raíces de su familia de Ca´l Ballotu.No en vano a su llegada a Torrestío quiso conocer el hórreo de su tatarabuelo. En sus redes sociales aseguraba Foi una esperiencia perguapa y de ñudu na garganta... Nós caminamos estos díes nalcordanza daquelles xentes que teníen que ganar el pan con cada gota de sudor de la so frente. Esta ruta averome muncho más a ellos y tendrán pa siempre el mió respetu y almiración"

Vecinos de Parades y La Braña mostraban solícitos el pueblo de montaña, su otro hogar, a aquellos que mostraran interés, contaban historias, anécdotas y parte de sus recuerdos. Sin duda la parte sentimental de esta marcha tiene un peso especial.

La entrega de diplomas puso fin a la etapa, se hizo entrega de los mismos a todos los participantes y hubo mención especial para  3 mujeres: Concepción Díaz que pertenece a una antigua saga de vaqueros y que destaca por su colaboración en las labores de investigación que realiza RUVAT en Llanera, Isabel Antuña la única que ha hecho todas las rutas a caballo y  Josefa Rodríguez por su condición de estante (no trashumante).

Cabe destacar por último la proeza de Marcos Pérez, de Premoño, un experimentado corredor de montaña que partió de San Pedro de Nora a las 5 de la madrugada del último día de la ruta, y llegó a Torrestío en torno a las 13.00 h. La experiencia le sirve de entrenamiento para la próxima carrera de los Picos de Europa.