Sábado de perros... de rastro en Premoño

96 canes procedentes de diferentes comunidades autónomas compitieron en el VII campeonato modalidad perros de rastro de jabalí "Memorial Alfredo Coto"

Publicado el 09/07/2017 El tapin Sábado de perros... de rastro en Premoño

El sábado de las fiestas de Premoño fue un sábado de perros... de rastro modalidad jabalí. De los 96 inscritos participaron finalmente 90 canes procedentes de las Comunidades Autónomas con tradición en este tipo de caza: Cantabria, Navarra, Galicia, Castilla y León y País Vasco sin olvidar Asturias y a los locales de Las Regueras (Quexu, Bolgues, etc.)

La prueba, de cuya organización se ocupó el conocido Casimiro, se desarrolló primeramente en la zona de Cogollo donde los perros se distribuyeron en 4 campos diferentes, cada uno atribuido a un juez distinto.  7 animales por campo, los que obtuvieron mas puntuación pasaron a la final, dos de ellos de Las Regueras. La última prueba se desarrolló en Premoño, y fue a juzgar por los participantes "una final dura".

El campeonato de la localidad reguerana, que forma parte del programa de las famosas fiestas de Santa Ana, no es puntuable para el campeonato nacional, no obstante lo anterior es una prueba según los entendidos, de alto nivel que consigue agrupar a los mejores perros y que destaca por su buena organización; sin duda una cita ineludible para los amantes del perro de rastro. Entre las razas participantes el grifón azul de Gascuña y el sabueso español, incluso hubo un teckel.

El primer clasificado fue el montero Jose Manuel Fontecabada con su perro "Pirulo", seguido de Ivan Fontecabada con "Richar" y de Mikel Otero con "Fina".

En los Junior el primer puesto fue para el joven Jaime Gutiérrez con "Loquera",  después Samuel Cosío con "Harri" y Cristian Álvarez con "Terri".

En Damas Junior destacó Celia Martínez con "Rolla".

Por último en la clasificación de los locales obtuvo la mejor puntuación el can "Rubia" para su dueño Pablo Menéndez, seguido de "Piraña" propiedad de Lorenzo García y "Puñal" de Víctor Cuervo. 

Al finalizar el concurso todos se reunieron ante una apetitosa comida para intercambiar pareceres y como colofón la entrega de premios: 600, 400, 300 y 200 €, trofeos, sacos de pienso, jamones, emisoras, botas de gorotex y  obsequios varios.