[X]

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle los mejores servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.


Amador Menéndez: Mi paraíso está en Las Regueras

El científico reguerano recogió el título de Hijo Predilecto "con infinita gratitud y alegría pero también con mucha humildad".

Publicado el 23/06/2017 El tapin Amador Menéndez: Mi paraíso está en Las Regueras

El salón de plenos del Ayuntamiento acogió, en la mañana del viernes, el acto institucional de entrega del título de Hijo Predilecto al científico y divulgador de San Pedro Nora, Amador Menéndez Velázquez. Menéndez aceptó el nombramiento "con infinita gratitud y alegría pero también con mucha humildad".

La ceremonia cercana, casi familiar, en la que María Asunción Arias concejala de Servicios Sociales y Sanidad, actuó de maestra de ceremonias, fue presidida por la alcaldesa de Las Regueras María Isabel Méndez que se encargó de hacer entrega de la medalla y del pergamino que acredita el nombramiento. Previamente otro edil, el de Cultura, Miguel Suárez, se encargó de la difícil tarea de resumir la brillante y exitosa carrera profesional del homenajeado, extraordinario científico y divulgador, que cuenta en su haber con un buen número de premios y reconocimientos, el último y mas reciente el "Premio de Ensayo Jovellanos".

Las palabras de Amador, emotivas y muy cercanas, claro reflejo de su personalidad, fueron acogidas por el publico con entusiasmo. Comenzó teniendo un recuerdo para sus familiares fallecidos, "aquellos que hoy desde un lugar privilegiado estarán disfrutando de este acto".  Con abundantes citas literarias, entre otros Eduardo Galeano, Ortega y Gasset, y Machado, escogidas brillantemente para la ocasión fue haciendo un repaso por sus vivencias personales siempre teniendo presente "el vinculo profundo con su tierra". Cuando residía en Massachusetts y salía a correr a orillas del río Charles su mente le llevaba a los paseos junto al l Nora, el mismo que da nombre a su pueblo. "Mis casas son San Pedro de Nora y Las Regueras. En este concejo hay grandes personas humana y profesionalmente, de ellas he recibido muchas y buenas enseñanzas".

Reivindicó "la tolerancia como una virtud esencial para la convivencia y la lucha y el esfuerzo para conseguir lo que se quiere. Mis padres me enseñaron que en el camino hacia el éxito no hay atajos posibles".

Concluyó la intervención asegurando "ni el mejor de mis sueños alcanzaba a aventurar este nombramiento. Es el mejor regalo que podía imaginar. Quiero haceros llegar mi infinita gratitud y alegría. Citando a Machado: conmigo vais en mi corazón os llevo".

Tras la firma en el correspondiente libro de honor y las fotografías de rigor finalizó la ceremonia.