El viaje que llegó a buen puerto

La IV Ruta de Vaqueros de Alzada llegó el domingo a Torrestío después de tres días intensos en emociones

Publicado el 29/05/2017 El tapin El viaje que llegó a buen puerto

La Presidenta de la Asociación Ruta de Vaqueros de Alzada a Torrestío, Mª Teresa Rodríguez mostraba su satisfacción por cómo había discurrido la IV Ruta  después de que el domingo en torno a las 15.00 h los 100 caminantes y los 57 jinetes llegaran a "buen puerto",  a las tierras de la Babia leonesa.

El único inconveniente, si es que se puede llamar así, fue la lluvia que acompañó durante la primera jornada entre Biedes y Proaza.  El sábado por la mañana más de medio centenar de caballos partieron a primera hora de Valduno para unirse a la expedición en Teverga. Aquí durante la tarde se celebraron diversas actividades culturales, entre otras la visita a la Colegiata y al centro documental,  una mesa redonda en la que además de Rodríguez intervinieron los cronistas de Teverga y Quirós, C. Peyroux y Roberto Osorio, así como descendientes de vaqueros que narraron lo que a su vez les contaron sus antepasado sobre como se había vivido la guerra civil en Torrestío, incluidas entrevistas recogidas en su momento a trashumantes que la habían sufrido directamente siendo muy niños.  Celso Peyroux  hizo una interesante aportación sobre las trincheras que rodeaban el pueblo. La nota cómica corrió a cargo del grupo de teatro "Corazones de Teverga".

El domingo caminantes y caballos partieron muy temprano de Teverga en dirección a las Brañas de Fonfría, la Madalena, para tomar la calzada romana y llegar por fin a Torrestío.  Muchos de los participantes repiten experiencia año tras año, otros se unieron por primera vez en esta ocasión, es el caso de Luis de Mariñes que llevaba meses poniendo a punto a su caballo Lay. Fue asegura, una experiencia inolvidable ya está pensando en el 2018, destaca el compañerismo y el buen ambiente vivido, incluso las atenciones y cuidados que la organización tenía prevista para los animales. Asegura que la llegada al puerto fue emocionante,  no en vano su tío Marcelo con 95 años no dudó en desplazarse a Torrestio para verle llegar a él y a sus compañeros.

En la Babia una carpa acogió a mas de 200 personas en una comida de confraternización, una buena caldereta, y luego la actuación del grupo de baile local "Peña Ubiña".

La Asociación RUVAT tuvo un reconocimiento para  tres personas directamente vinculadas con la alzada: Manuel Álvarez un nonagenario de Llanera que hizo la alzada de pequeño y que en la década de los 80 inició la conmemoración de la alzada a pie; Selita Rodríguez, también de Llanera, vaquera que continua con la tradición de sus antepasados y  a Nemesio Alonso de Torrestío, un gaitero afamado que tiene en su haber varios premios por compositor y gaitero.

Ruta concluida con éxito después de tres días vividos intensamente y llenos de emociones. A la hora de regresar a casa, todos afirmaban "habrá que repetir".