[X]

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle los mejores servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.


Denuncian nuevos ataques del lobo en Las Regueras

Dos corderas de 3 y 2 meses aparecieron muertas en La Braña a escasos 30 metros de las viviendas con claros signos de agresión por los cánidos según el propietario de los animales

Publicado el 24/03/2017 El tapin Denuncian nuevos ataques del lobo en Las Regueras

Un vecino de Las Regueras denunció a la Guardería del Principado la muerte de dos corderas de su rebaño, de 3 y 2 meses,  en la noche del pasado miércoles en la zona de La Braña, parroquia de Biedes, a escasos 30 metros de las viviendas.  En diciembre ya habían aparecido muertos otros animales en el mismo lugar.

El hombre fue alertado por el vecino más cercano a los hechos, algo raro tenía que estar sucediendo pues el rebaño estaba apelotonado e intranquilo junto a la verja del patio, después ya se encontró con el dantesco espectáculo.

El dueño de los animales no tiene duda de que los lobos han sido los culpables, "todo  coincide con su modus operandi: se ven claros los hematomas debajo del cuello para la asfixia, después se comen las partes blandas, las vísceras, y si se quedan con hambre continúan con el resto. Además he tomado fotos de las huellas y estoy seguro de que han sido los lobos. He llamado a biólogos  expertos en el estudio  del lobo ibérico que así lo atestiguan. Además me consta que los cazadores ya lo han avistado en más de una ocasión persiguiendo a los corzos.

Pese a lo anterior los guardas no han querido certificar el ataque del cánido, según asegura el denunciante le han dicho "no podemos decir que sí pero tampoco podemos decir que no". Cree que esa postura se debe a que hace unos 60 años que no se veían lobos en el municipio que no está catalogado como zona de cánidos, pero la expansión de este animal está cambiando y él tiene claro que han vuelto y ya se están sufriendo las consecuencias.