[X]

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle los mejores servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.


El Club Básico de Cazadores El Mirlo de Las Regueras cuenta con 150 socios

“En Las Regueras cuando comenzó el club era una odisea encontrar un jabalí, se cazaban raposos con los perros, pero en la actualidad el número ha ido subiendo sobre todo estos últimos 10 años”

Publicado el 10/02/2017 El tapin El Club Básico de Cazadores El Mirlo de Las Regueras cuenta con 150 socios

El Club Básico de Cazadores El Mirlo de Las Regueras cuenta en la actualidad con 150 socios, divididos en 30 de caza menor y 120 de mayor. Los socios no son sólo del concejo sino también de Oviedo, Llanera, Avilés y Siero. El coto de caza ocupa todo el concejo, unas 6.500 hectáreas, y a eso se suma una parte de la zona de San Claudio.

 El presidente es Emilio Cuervo, el tesorero es José Guido, el secretario Omar Vázquez y dos vocales de caza menor Manuel Ángel y Roberto. Cuervo lleva en El Mirlo desde el año 2000 y cayó de rebote en el cargo hace tres años tras no presentarse nadie como candidato la segunda vez que se abrió el plazo. “José Manuel y su equipo dijeron que lo dejaban y nadie quería coger el relevo, yo me decidí pero siempre contando con mis compañeros de la directiva”, destacó.

Los cazadores salen en las siguientes cuadrillas: Modesto, Rosín, Casero, Milio y Luis Manuel, cada una de ellas tiene un cupo de tres jabalíes por cacería y realizan 15 durante la temporada. “Es necesario tener un equilibrio, pero cada club o sociedad debe tener en cuenta el coto en el que caza y el número de animales, además de las épocas de cría y poner un cupo razonable para que no se reduzca el número en exceso”, afirmó. Los lotes en lo que se caza son: el Escamplero, Satullano y dos zonas en Cogollo. El presidente comentó que los dos mejores lotes son los primeros, ya que son prados y llanuras.

Por la situación económica y el pago de los daños, realizados por los animales, el club esta escaso de recursos económicos pese a lo cual se pudieron soltar faisanes para la caza menor, se realizo una suelta de 100 a comienzos de la temporada, el tercer fin de semana de octubre y otra suelta a mediados de la misma. Las cuotas anuales que pagan los cazadores están diferenciadas en mayor que es de 350 euros y la de menor 300 euros. Los jóvenes con primera licencia tienen una cuota menor quedando esta fijada en 175 euros.

Cuervo explicó que por el momento los clubes y las sociedades de cazadores ya no tendrán que pagar los daños que tengan que ver con los accidentes de tráfico, ya que serán los seguros de los conductores los que deben hacerse cargo. “Antes se pensaba que el club por contar con el coto era responsable de los animales salvajes que habitaban en él, pero no es justo que si no nosotros no cazamos ni los movemos con los perros se nos responsabilice de ellos. Por eso ahora sólo es responsabilidad nuestra el día que haya cacerías y 8 horas después de que finalicé”, relató.

 El club cuenta con 33 años de historia y cambió de nombre de Sociedad de Cazadores El Mirlo a Club Básico El Mirlo. “Los cazadores para ser socios de una entidad de este tipo valora que haya caza en el coto. Antes de empezar la crisis muchos socios estaban en dos clubes o sociedades, pero ahora optaron por pagar sólo uno de ellos”, comentó.

En cuanto al aumento de jabalíes, Emilio aseguró que eso se debe a que se ha abandonado el campo en Las Regueras, y por esta razón los animales encuentran alimento más fácilmente. “En Las Regueras cuando comenzó el club era una odisea encontrar un jabalí, se cazaban raposos con los perros, pero en la actualidad el número ha ido subiendo sobre todo estos últimos 10 años”, recordó.

Los cazadores de El Mirlo participan y colaboran con la sociedad de festejos de Premoño cuando organiza el Campeonato de Rastro de Perros Memorial Alfredo Coto, el segundo fin de semana de julio, dentro de las fiestas.