[X]

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle los mejores servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.


Roberto Álvarez en hombres, Clellan Coe en categoría femenina y Hugo Donate en infantil los primeros en llegar a la meta en la San Silvestre de Las Regueras

Jorge Hernández el reguerano que hizo el mejor tiempo, Arturo Suárez el corredor de más edad y Chusma la perra más veloz.

Publicado el 01/01/2017 El tapin Roberto Álvarez en hombres,  Clellan Coe en categoría femenina y Hugo Donate en infantil los primeros en llegar a la meta en la San Silvestre de Las Regueras

La San Silvestre de Las Regueras cumplió todas las expectativas y superó con mucho, los 150  participantes del año pasado ya que en esta edición se inscribieron 228 personas, si bien es cierto que unos pocos no pasaron a recoger su dorsal.

La jornada soleada, aunque un tanto fría, congregó también a numeroso público que aplaudió con fuerza a los corredores.

En la categoría masculina el primer puesto fue para Roberto Álvarez, seguido por Toni García y en tercer lugar Mario Martínez.

Entre las féminas ganó Clellan Coe, vencedora también en el 2015, la segunda fue Candela García y el tercer puesto para Sheila González.

Fueron premiados con un trofeo y dinero en metálico.

Hugo Donate subió el primero al podium en la categoría infantil, Juan Pedro Molina fue el segundo e Izan González el tercero. También recibieron medalla los 30 niños que llegaron tras ellos.

El reguerano que hizo mejor tiempo fue Jorge Hernández, y el participante de mas edad Arturo Suárez de Lazana.

Chusma, fue la mascota más rápida llegando la primera a la meta junto a su exultante dueño Teo, que la llevó a recuperar fuerzas al "bebedero de mascotas" que la organización tenía preparado.

Algunos buscaban una buena marca, otros pasar un buen rato y divertirse como el caso de una numerosa familia de Marinas, incluidos niños, que participaron con un curioso disfraz, cada uno de ellos era un número,  letra o signo que al final escenificaban un !Feliz Año 2017!. Tuvo cierto protagonismo el que después resultó agraciado con el premio al disfraz más original, y cuyo rostro solo se pudo conocer tras subir al pódium a recoger su premio, Carlos García.

El recorrido de poco mas de 4 km comenzó en el Colegio de Santullano en dirección a Otero para finalizar en la plaza del Ayuntamiento. Los niños corrieron algo menos partiendo de la iglesia a poco mas de 500 m de la meta. Animaron la prueba como speaker los comentarios de Inda Santos y Menchu "la abuela tecnológica".

Tras la prueba lúdico-deportiva todos se fueron a recuperar fuerzas, para en torno a la media noche recibir en la propia plaza del Ayuntamiento el nuevo año a base no de campanadas, sino de "cencerradas".