[X]

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle los mejores servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.


Como la Castaña Valduna no hay ninguna

Este año el fruto otoñal no fue tan abundante y solo 25 expositores vendieron valduna en el mercado que se celebró en Santullano, Las Regueras

Publicado el 14/11/2016 El tapin Como la Castaña Valduna no hay ninguna

Técnicos del SERIDA presentes en el Certamen de la Castaña Valduna nos explicaron que esta variedad es única, solo del concejo de Las Regueras, visualmente puede ser muy similar a la chamberga de Grado, pero un análisis de sus genotipos ponen de manifiesto las diferencias entre ambas y la exclusividad de la Valduna, que toma su nombre de la parroquia de Valduno, y que es mas tardía y pela mejor puntualizaron. "Se está trabajando para promocionar el cultivo de este tipo de castaña, lo importante no es solo que tengamos un banco de variedades de genoplasma, sino hacerlas comerciales. Además a partir del próximo mes de enero un vivero no puede vender Valduna sino está inscrito en el correspondiente Registro a nivel nacional".

“A comer castaña valduna que seguro no van a comer solo una", con estas palabras finalizaba el pregón de Fe Santavoña, que a media mañana del sábado marcaba el inicio de esta XVII edición.

La pregonera, licenciada en Historia y Antropología social y cultural, cautivó al público con un pregón que como no podía ser de otra manera se centró en el fruto homenajeado, y en el que jugó con el doble sentido de sus palabras, arrancando las risas de la gente en varias ocasiones y consiguiendo captar la atención de todos.

El certamen trajo consigo la lluvia, aquella que como no llegó a tiempo hizo que la cosecha de castaña  no fuera abundante, y que con su inoportuna aparición mermó un tanto la asistencia de público el pasado fin de semana a Santullano.

No obstante 25 expositores del fruto otoñal se fueron satisfechos y la mayoría se quedaron sin existencias, cerca de 500 kg se pusieron a la venta a 5 € por kg.

Otros 25 puestos ofrecían desde quesos de castaña, sidra dulce, embutidos, panes, juguetes de madera para niños, conservas de carne, y sobre todo repostería a la que era imposible no sucumbir sobre la marcha.

Mª del Carmen de Ania, asidua al certamen desde sus inicios, no tenía mucha castaña valduna para vender en esta ocasión pero si de calidad, y pronto se quedó sin existencias.

Renato Arango, de Biedes, a media tarde del sábado había vendido todo lo que tenía previsto vender hasta la noche.

Montse Suárez, de Parades, con repostería y también ropa y complementos, se mostraba muy satisfecha con los resultados obtenidos.

Durante los dos días que duró el certamen se sucedieron los talleres para mayores y niños, estos sobre todo disfrutaron "variando la lana", "piñerando harina" o "mayando fabas".

El pequeño museo etnográfico captó la atención, especialmente las antiguas herramientas con las que se recogía la hierba, y sirvió para simbolizar una "esfoyaza"

La Asociación La Piedriquina presentó el segundo volumen de fotografías, año 1960, de José Mª González Villanueva.

La agrupación de baile La Xordia, con varios componentes regueranos procedentes del  taller de baile que hacen en el municipio,  puso la nota folklórico-tradicional y, aprovechando que se cumplía su primer aniversario organizó una Muestra Folklórica en la que intervinieron  procedentes de la Babia Leonesa el Grupo Peña Ubiña, y desde O Valadouro, Galicia, la Asociación Cultural Amando Lar.

La Xordia bailó  la Jota de Les Regueres.  El gaitero Alfonso Fernández, uno de los responsables de la agrupación, nos contó que supo de esta jota a partir de las cuartetas que Rosa Rodríguez, la cronista oficial de Las Regueras, recogió de Rosa Valdés vecina de Parades ya fallecida. Son muy similares, salvo por las alusiones a Biedes y a los escoberos, a cuartetas de jota de Extremadura y posiblemente, siguiendo la teoría de Rodríguez, llegaron aquí por la trashumancia.

Los amantes de la tonada, en el concejo son muchos, tuvieron ocasión de escuchar al Che de Cabaños que interpretó magistralmente varias canciones, entre ellas Soy Mineru Llangreanu, y que ante las peticiones de "otra, otra" tuvo que alargar su concierto.

La nota final en la noche del sábado la puso Honorino de Torrestío con su acordeón.

En la mañana del domingo se acercaron al mercado la Consejera de Desarrollo Rural Mª Jesús Álvarez y el Director General de Montes José Antonio Ferrera,  recorrieron junto a las autoridades locales todos los puestos e hicieron algunas compras. También de incognito, y con intención de hacerse con unos kilos de Valduna, se acercó el Consejero de Presidencia Guillermo Martínez.

El grupo de participación infantil del Colegio y el grupo de teatro Las Regueranas representaron, poniendo la nota de humor a la jornada, Kikiriki y Pa que queremos homes.

Con la clausura en torno a las 17.30 h llegó el momento más esperado, la entrega de premios a los mejores lotes de castañas y a los mejores platos elaborados con este producto como principalmente ingrediente.

Para valorar la calidad de los 13 lotes presentados actuaron como jurado dos miembros del SERIDA, y uno de los integrantes de la Comisión de Montes de Valduno. No fue  señalaron una decisión fácil pero se decantaron por:

1º Premio lote de castañas: Gonzalo Martínez de Andayón

2º Premio lote de castañas: Renato Arango de Biedes

3º Premio lote de castañas: Jairo Menéndez de Premoño

Mención especial a la originalidad: Amelia Cabezón de Ania

Un jurado de tres miembros expertos en gastronomía degustaron  los 9 platos presentados a concurso  predominando los dulces sobre los salados, y otorgaron los primeros puestos a:

1º Premio: Manolita Menéndez de Pereda

2º Premio: Amelia Fernández de Ania

3º Premio: Ana Menéndez de Premoño

Premio a la originalidad: Ana Facendera de León

La Asociación de Hosteleros obsequió  con un décimo de lotería el stand de Brenda Cuervo por ser el más bonito y original entre los 50 que había en el certamen.

El Ayuntamiento tuvo un reconocimiento para los vecinos de La Parra y de La Chabola por sus trabajos en sextaferia que permitieron a los primeros arreglar varios caminos y a los segundos la fuente El Trichoriu.

En el acto de clausura estuve presente D. Roberto Gómez quien hizo entrega a cada uno de los premiados de una placa y un cheque por importe de 100 €.

Roberto Gómez, aunque nacido en Mieres, está vinculado a Las Regueras porque su madre era natural de Casa Galán en Pravia (Trasmonte), señaló que  "por amor  a este concejo  y en memoria de mi madre deseo colaborar con los certámenes agroganaderos que en el concejo se vienen celebrando, quizá de esta manera puedo poner mi granito de arena para fomentar las ganaderías y las buenas huertas de antaño".

La clausura corrió a cargo de la alcaldesa Mª Isabel Méndez que se dirigió a los presentes para agradecerles su asistencia y se comprometió a seguir adelante con este evento que tantos visitantes atrae al municipio.