[X]

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle los mejores servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.


El servicio de Correos y el Camino de Santiago

Desde el Puente de Gallegos hasta el Puente de Peñaflor

Publicado el 13/04/2016 El tapin El servicio de Correos y el Camino de Santiago

Hace un tiempo que Correos viene publicitando su servicio porta-mochilas para peregrinos del Camino de Santiago, seguramente tendrá éxito porque ya es duro de por sí hacer el camino como para encima cargar con un abultado equipaje.  Quizá es que como el mundo evoluciona también lo hace el viejo Camino, y junto con este servicio, Correos ayuda al peregrino con unas indicaciones en la página web creada al efecto, elcaminoconcorreos.com y un perfil en facebook. En ellos tiene especial relevancia el apartado "los consejos del cartero", en el que cada repartidor habla sobre su zona e indica que visitar o donde comer.  

El día 13 de abril presentaron en Oviedo la pagina web, con la presencia del Director de Turismo Julio Manuel González, página en la que lógicamente el concejo reguerano tiene su protagonismo, haciendo referencia a nuestra zona de la siguiente manera:

Camino Primitivo: (...) Se llega hasta el puente Gallegos sobre el río Nora y atravesando Gallegos por la carretera se llega al Escamplero, en esta carretera pasando la última vivienda se puede salir a mano derecha para pasar por una senda de castaños. Es un lugar muy bonito pero hay que hacer una bajada para posteriormente iniciar una fuerte subida. Si se quiere prescindir de pasar por este bello bosque de castaños se puede llegar al Escamplero por la carretera. 

Paladín se sitúa a los 20 kilómetros del punto de salida, después se cruza el puente de Peñaflor sobre el rio Nalón.

Está claro que la información de esta página web a su paso por nuestro municipio es aceptable y correcta dentro de la tónica que mantiene, y encima la publicita al mundo entero, pero quienes conocen esta parte del camino quizá echen en falta algún que otro dato, algún que otro matiz, y probablemente que desde el Escamplero no se pase directamente hasta Paladín.

Nos indica que a la altura de la última vivienda de Gallegos se puede salir a mano derecha para pasar por una senda de castaños, y aunque califica el paraje de bello, todo parece indicar que las subidas y bajadas son un inconveniente y es más aconsejable seguir la carretera.

No vamos a negar que la carretera puede ser más fácil, ¿o no? pero el peregrino de verdad preferirá huir del asfalto y de los coches y adentrarse en ese "bello bosque" por el que trascurre el camino de verdad, pasar por el molíno de Quintos y quizá sentarse bajo la sombra del precioso y viejo tejo.

A la carretera saldrá ya bien cerca de la Venta del Escamplero y seguirá en dirección a Valsera, pudiendo entre tanto pedir la credencial a Fernando y hacer noche en el albergue. En Valsera podrá dejar un donativo a la Virgen de Fátima en el interior de la capilla y visitar el palacio, seguirá ruta hasta La Rabaza y llegará al molino de Picarín donde le resultará imposible no detenerse antes de continuar hasta Premoño, aquí visitará la Capilla de Santa Ana y si acaso descansará en su vestíbulo mirando el camino, abandonará la carretera y volverá a adentrarse en un lugar lleno de encanto con su senda  empedrada y sus viejos castaños que quizá le podrán contar historias de otros peregrinos. Avanzando hasta Paladín pronto llegará a Carril guiando sus pasos la orilla del río Nalón y dejará atrás en breve tiempo el municipio reguerano para entrar en Grado. El peregrino, con o sin mochila (todo depende de Correos) entró en Las Regueras cruzando el Nora por el Puente de Gallegos y puede decirse que casi lo abandona cruzando el Nalón por el Puente de Peñaflor.