[X]

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle los mejores servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.


"ALGO QUE OCULTAR" EN LA BIBLIOTECA DE LAS REGUERAS

La escritora Ana Zarauza se reúne con el Club de Lectura

Publicado el 12/02/2016 El tapin "ALGO QUE OCULTAR" EN LA BIBLIOTECA DE LAS REGUERAS

"Algo que ocultar" fue una de las novelas leídas por los miembros del  Club de lectura de Las Regueras, quienes en su encuentro del pasado 10 de febrero pudieron comentar el libro no solo entre ellos, sino con la propia autora, la escritora asturiana Ana Zarauza.

Se trata de la primera novela de esta licenciada en empresariales, que estuvo al frente de la Delegación en Asturias del Instituto para la Calidad Turística Española y que actualmente es la Directora de la Escuela de Hostelería del Principado de Asturias.

Fueron muchas las preguntas que le hicieron los asistentes al encuentro y muchas las "confesiones" de Ana Zarauza sobre su novela, una novela que le gusta calificar como "de misterio". En un ambiente distendido y muy agradable relató cómo esta era la primera vez que escribía, ni siquiera hubo antes un relato corto, sólo dijo entre risas que lo mas que había escrito habían sido los procedimientos de calidad propios de su profesión.

Fue un día de julio de 2011 cuando, mientras iba conduciendo, tomó la decisión de escribir y así grabó sobre la marcha las ideas que se agolpaban en su cabeza.

Las cosas que ve en su vida cotidiana le sirven de inspiración, y no se cierra en un despacho para escribir, toma notas en la playa o mientras está en el salón con su familia.

Ya trabaja en su segunda novela y confirma la continuidad de alguno de los personajes de Algo que Ocultar.

Zarauza acudió a Las Regueras acompañada de Marta Magadan, su editora (Septem Ediciones), y los del Club de lectura regueranos tuvieron también la oportunidad de conocer  algo del mundo de las editoriales.

El interesante coloquio terminó con la entrega de unos obsequios a Zarauza, todos "made in Las Regueras" y un pequeño ágape, que para algo la autora está metida de lleno en el mundo de la restauración y la hostelería, donde se le sorprendió con una bonita mesa, llena de alusiones a su novela y por supuesto, con productos elaborados por algunos de los restaurantes del municipio.