[X]

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle los mejores servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.


José González de la ganadería La Pienda triunfa en el concurso de Las Regueras

Publicado el 11/11/2015 El tapin José González de la ganadería La Pienda triunfa en el concurso de Las Regueras

La ganadería La Pienda de Trasmonte participó este año en el XXVI Certamen Exposición Local de Ganando Vacuno de Las Regueras con nueve animales, seis vacas en lactación y tres terneras. La razón de que aporte más vacas al concurso es que posee dos ceas, una de José y otra de su padre aunque también está incluido su hermano, en una sociedad civil.

La explotación lleva participando de manera continua en esta última etapa 15 años, su padre años atrás también lleva a los animales aunque hubo una época de parón. “Venimos al concurso porque a mí me gusta la genética, por el escaparate que supone y por vender, tienes que buscar otras vías viendo como está el precio de la leche”, aseguró.

José afirmó que el ganadero que no se pueda autoabastecer no puede competir, los precios están mucho más bajos y les han reducido otro céntimo más. “Para mí la genética es fundamental, en mi casa los mejores animales son los mejores productores y los que menos problemas dan, me quiero centrar en eso para ser rentable y poder vender animales que te pueden solucionar un mal mes”, confesó.

La ganadería se centró hace cinco años en la raza frisona, ya que José comenzó a seleccionar genéticamente y comprar embriones. Antes era sólo la producción en lo que se bajaba su trabajo. La Pienda ganó todos los campeonatos, cinco primeros y dos segundos.

“Este es un concurso y una fiesta para los ganaderos porque somos todos de casa y nos conocemos, este es el que más me gusta y participó en casi todos los concursos de Asturias nacionales y regionales. En este certamen las dietas son muy buenas”, apuntó. El ganadero comentó que sus vacas casi no se resienten por participar en el certamen, porque es tan un día y medio fuera de la ganadería, además están muy acostumbradas.