[X]

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle los mejores servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.


Del 1 al 10 de febrero Las Regueras es su cita gastronómica con el pote y el pitu caleya

El arqueólogo Juan R. Muñiz pregona las XIX Jornadas Gastronómicas en el marco del Palacio de Vaido

Publicado el 30/01/2019 El tapin Del 1 al 10 de febrero Las Regueras es su cita gastronómica con el pote y el pitu caleya

Comer buenos platos tradicionales como el pote y el pitu de caleya acompañados de un rioja  y como colofón un postre casero y todo por 20 €, esa  puede ser su cita gastronómica durante los próximos días que, según las previsiones meteorológicas, se presentarán totalmente invernales.  Si le convence la propuesta no dude en acercarse del 1 al 10 de febrero a Las Regueras, elija alguno de los 6 restaurantes que ofrecen esos platos en el marco de las XIX jornadas gastronómicas,  Casa Florinda, La Manduca, El Tendejón de Fernando, La Cabaña de Conce, El Quexu Casa Florina y Casa Dylsia, y disfrute del buen yantar. Es aconsejable hacer reserva previa ya que la experiencia de años anteriores garantiza un lleno total de los comedores y más del millar de menús servidos.

La Asociación de Hosteleros de Las Regueras impulsa, en colaboración con el Ayuntamiento, estas jornadas como una medida para atraer turismo. Este martes fueron presentadas en el marco del Palacio de Viado, (Santullano) interesante construcción de propiedad privada cuyo origen se remonta al siglo XVII o puede que al XVIII y cuya historia se ocupo de narrar la cronista Rosa Rodríguez. El pregón  fue cosa del arqueólogo Juan  R. Muñiz que dirigió las recientes excavaciones en la villa romana de San Martín, próxima a la Estaca, y que dieron como fruto el descubrimiento de un espectacular mosaico, el segundo, ya que en los años 60 se encontró otro que se exhibe en el Arqueológico.  Muñiz aludió entre otros, a las copiosas cenas que se daban los antiguos romanos quienes al parecer  ya cocinaban fabas y pito en ollas de barro entre las cenizas del fuego.

La elección del marco para llevar a cabo el acto,  una de las joyas del patrimonio de Las Regueras, y del pregonero no fue aleatoria. Los Palacios y  los hallazgos arqueológicos pueden ser un buen plan para la sobremesa de quienes se acerquen los próximos días a comer al concejo. Rodríguez abogó por poner en valor la Villa de San Martín.

La Asociación de Hosteleros por su parte, representada por su presidente Fernando El del Tendejon, hizo entrega al pregonero de un obsequio firmado por el artista autóctono del vidrio Luis Parades.

Puede, se me ocurre, que los romanos eligieran este concejo para asentarse entre otras bondades por su gastronomía. Usted puede comprobarlo, de momento los fogones de los restaurantes  ya están a pleno rendimiento.