[X]

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle los mejores servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.


Se descubre un segundo mosaico romano en Las Regueras

El primero hallado en 1958 se encuentra expuesto al público en el Arqueológico

Publicado el 05/05/2018 El tapin Se descubre un segundo mosaico romano en Las Regueras

El pasado mes de abril fue localizado un nuevo mosaico romano polícromo en el  yacimiento de la Villa de San Martin o Villa de Andayón, en el concejo de Las Regueras. Ya se había encontrado otro en 1958 que en la actualidad se encuentra expuesto al público en el Museo Arqueológico de  Asturias. Se trata del cuarto mosaico encontrado en el Principado.

El hallazgo se produjo durante los trabajos de excavación que realizaba el equipo de Juan R. Muñiz en la finca de El Pedregalón, que está incluida dentro del perímetro del citado yacimiento, y cuyos dueños no pusieron impedimento alguno para llevar a cabo las excavaciones.

En 1961 se volvió a trabajar en la zona y en época mas reciente, en el 2013, Muñiz y sus compañeros encontraron restos con motivo del arreglo de la carretera en dirección al pueblo de La Estaca.

Para Miguel Suarez, Concejal de Cultura, este descubrimiento es de gran imterés y pone de manifiesto la importancia desde el punto de vista arqueológico del municipio que cuenta también con las termas romanas de Valduno. Fue el propio Ayuntamiento quien financió la nueva excavación con la finalidad de concretar la importancia del yacimiento  y el estado de conservación, que califican de excelente, cara a conseguir la declaración de Bien de Interés  Cultural.

Los resultados preliminares de los trabajos  se ofrecerán públicamente en dos charlas que se impartirán respectivamente en Santullano, y en el Museo Arqueológico de Asturias.  

La ornamentación del mosaico se compone de motivos geométricos: flores hexapétalas, cuadrados, losanges, círculos, sogueados y cruces gamadas,   elaboradas mediante la combinación de teselas de varios colores y de un tamaño medio en torno a  1 cm2.  

Sobre este pavimento yacen significativos restos de los pavimentos y revocos que cubrían las paredes y que se derrumbaron tras el abandono de la villa, cuyos motivos pictóricos son similares a los de fragmentos ya recuperados en la campaña de 2013. La conservadora y restauradora del equipo, Marta Corrada, dirigió los trabajos de sellado de estos restos en espera de una futura reexcavación integral.