[X]

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle los mejores servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.


Las Regueras homenajea a su médico, el Dr. Salvador Carcaba

Más de 200 personas se reunieron en una cena de despedida para mostrarle su agradecimiento

Publicado el 07/04/2018 El tapin Las Regueras homenajea a su médico, el Dr. Salvador Carcaba

El respeto, admiración y cariño de los regueranos por su médico en los últimos 28 años, quedó ayer patente cuando 220 vecinos quisieron acompañar al Dr. Salvador Cárcaba Fernández en la cena de despedida que se celebró en un conocido restaurante llanerense. Otro buen numero de sus antiguos pacientes que no pudo estar presente tuvo su recuerdo.

"En estos días no he parado de recibir llamadas de teléfono y wasaps de agradecimiento,  aún no he tenido oportunidad de contestarlos todos, estoy abrumado no esperaba esto" decía el médico que no paró de estrechar manos y dar abrazos durante toda la noche.

Como manda la tradición al final de la velada hubo unas palabras glosando la figura del homenajeado y la consabida entrega de regalos entre los que figuraba un gran árbol, un cerezo de jardín que el doctor amante de las flores plantará en un lugar privilegiado "esto es para que cuando estés bajo su sombra recuerdes a Las Regueras y sus gentes" le dijeron.

Salvador Cárcaba que estuvo acompañado en la ocasión por su familia y un buen numero de sus amigos, se dirigió a los presentes e hizo un repaso a su historia como médico rural "en Las Regueras me sentí muy a gusto y me quedé para siempre, he finalizado mi carrera laboral pero seguiré siendo médico toda mi vida, esa es mi vocación, un médico jamás deja de serlo". El acto tuvo una parte emotiva, y muchos no pudieron reprimir las lágrimas cuando recordó a sus padres, o cuando se fundió en un abrazo con su enfermero los últimos 20 años, Carlos su gran amigo, y ellos dos también se emocionaron.