Otero y Mariñes veneran a la Inmaculada

Publicado el 09/12/2017 El tapin Otero y Mariñes veneran a la Inmaculada

El día lluvioso no fue inconveniente para que los vecinos de los pueblos de Otero y Mariñes en Las Regueras cumplieran la tradición de venerar a la Inmaculada Concepción.

La costumbre en Otero es muy antigua, incluso hubo romería, y en torno a la imagen de la Virgen hay una leyenda que asegura que durante la guerra civil estuvo escondida en una trinchera y salvó de las bombas a los soldados ocupantes.

En Mariñes  la historia es mas reciente, hace treinta años que la familia de Casa Pacho decidió que la santa, que llegó al pueblo hace 50 años procedente de Santullano y que comparte capilla con los patronos San Fabián y Sebastián, debía de tener su propia celebración y desde entonces a la Inmaculada se le dedica una misa que habitualmente cuenta con la presencia del gaitero Fonsu Les Regueres a quien en esta ocasión acompañó su hijo Iván al tambor.

Los voladores de Otero respondían a lo de Mariñes y los feligreses bien pertrechados de chubasqueros y paraguas rezaron en sus capillas que excepcionalmente abrieron las puertas para la ocasión.