El tenor y escritor José Menalva Cogollu vuelve a casa para actuar después de tres décadas

Natural de Las Regueras, presentó en una abarrotada iglesia de Trasmonte su trabajo "El Universo del Canto" junto a la arpista Danuta Wojnar, el cantante de tonada el Che de Cabaños, el gaitero Fonsu Les Regueres y el grupo de música y baile tradicional La Xordia.

Publicado el 15/10/2017 El tapin El tenor y escritor José Menalva Cogollu vuelve a casa para actuar después de tres décadas

No había sitio para mas público en la iglesia de Trasmonte, el escenario elegido por el tenor y escritor José Menalva Cogollu para presentar su último trabajo "El Universo del Canto", como colofón a los actos de la III Seronda Cultural organizada por La Piedriquina.

La ocasión era sin duda especial, no solo por la  magnífica actuación del intérprete y por la excelente obra que daba a conocer, sino porque después de más de tres décadas "jugaba de nuevo en casa".

José M. Menéndez Álvarez nació en Las Regueras, en el pueblo de Cogollo del que tomó su nombre artístico, y su futuro parecía tener que estar ligado sin duda alguna a la música, pues proviene de la famosa familia de fabricantes de gaitas de Manuel y Antón de Cogollo. En su caso la voz prodigiosa le llevó al mundo del canto y la historia comenzó cuando un buen día, siendo apenas un adolescente, él y su padre tuvieron que acercarse a la capital del concejo y necesitaron de los servicios del taxista local José Ramón Arias, Mon de Manzano, experto en tonada y  quien por aquel entonces, también en la actualidad, se codeaba con los mejores de la canción asturiana.  El padre le comentó a Mon que su hijo quería cantar, y este le contestó "déjalo de mi mano".  Presentó al chaval ante Manolo Ponteo y ambos le escucharon interpretar una canción.

- Qué  te parece Mon? dijo Manolo

- Bien y mal. Bien porque tiene voz y oído, mal porque puede cantar otras canciones pongamos por ejemplo del gran Botón.

- Estoy de acuerdo.

Y así, a partir del momento en que el taxista se cruzó en el camino del de Cogollo, la carrera  musical de éste echó a andar cursando posteriormente estudios de canto y pisando algunos de los escenarios más importantes en el mundo de la lírica. En la actualidad reside en Madrid donde es profesor de canto, tarea que compagina con sus actuaciones, además de escribir.

Su libro "El Universo del Canto" fue presentado el pasado sábado 14 de octubre, en la misma iglesia en la que un día fue bautizado ante muchos familiares y amigos ansiosos por escucharle. En palabras del autor en el texto quiso contar la historia y la evolución del canto de una manera pura, y para ello se  complementa con un CD y con un DVD que contiene videos grabados en  su mayoría en Asturias y como no podía ser de otra manera en su concejo natal, destacando por ejemplo el que junto al gaitero Alfonso de Les Regueres tiene como escenario el propio hórreo familiar de Cogollo para poner fondo al tema "Soy de Cogollo", el  prerrománico de San Pedro de Nora para la canción Los Desheredados de corte muy moderno o los cantos de las cavernas en la cueva prehistórica de La Paloma en Soto.   

Algunos de estos videos fueron proyectados para el público, el propio Menalva hacía una introducción de  cada uno de ellos y alternaba con una actuación en directo.

Para la ocasión contó con la presencia de la reconocida arpista polaca Danuta Wojnar quien actualmente reside en Las Regueras, y que es uno de los músicos de Oviedo Filarmonía. Wojnar acompañó al tenor en algunas de sus interpretaciones antes de irse precipitadamente a otra cita en el teatro Campoamor de Oviedo.

El Che de Cabaños también tuvo su actuación estelar, y pos supuesto sonó una maravillosa gaita de Antón de Cogollo, interpretada de forma sobresaliente por Fonsu Les Regueres. El baile tradicional corrió a cargo de La Xordia.

Como maestra de ceremonias Sofía Lahera, quien hace un par de años escribió un artículo extenso sobre Menalva, y que recitó para los presentes un poema dedicado a la mujer.

Entre el numeroso público asistente la alcaldesa de Las Regueras y Mon de Manzano, el descubridor, aplaudiendo sin parar.